7 Pecados Capitales de la lucha libre y la WWE

Nunca nadie creyó que la WCW colapsaría. Los que vieron cómo Goldberg venció a Hulk Hogan frente a 40 mil fanáticos, nunca se imaginarían que un par de años después, el “Imperio del Sur” sería derrotado.

A pesar de que ha pasado mucho tiempo desde el suceso, la lucha libre apenas se ha recuperado. La WWE ha creado un monopolio que ni siquiera Hogan o Ric Flair puede retar, pero si la lucha libre está por desarrollar una tercera era dorada, entonces necesita aprender de los errores de su pasado y seguir adelante. Aquí te presentamos los 7 pecados capitales de la lucha libre y la WWE.

  1. No darle suficiente preparación y notoriedad a las nuevas generaciones de luchadores, prefiriendo destacar a las estrellas de la era dorada. La generación de relevo necesita más exposición mientras los actores de la vieja escuela están más cerca de retirarse.
  2. El mundo de Vince McMahon, propietario de la WWE, siempre ha confiado en las celebridades para promover su imagen. Sin embargo, la selección de algunos famosos como embajadores se han basado en comercialismo barato, enviando el mensaje equivocado a los fanáticos de la lucha libre.
  3. Dejar que los comentaristas se apoderen de los oídos de la audiencia, al explicar demasiado lo que está sucediendo y vender, en momentos en los que los fanáticos prefieren concentrarse en disfrutar de la contienda sin interrupciones.
  4. Cuando las empresas como la WWE dejan de escuchar a los fanáticos de la lucha libre, y siguen repitiendo fórmulas de entretenimiento que se van desgastando en la misma medida que su público pierde interés.
  5. La costumbre de las empresas de entretenimiento deportivo de ofrecer contratos millonarios a estrellas de la lucha libre que participan en pocos encuentros, lo que termina desangrando a la empresa con un presupuesto que pudo haberse distribuido mejor entre varios prospectos del rin.
  6. Se pone mucho valor en la disposición del público de ser entretenido con el mismo concepto una y otra vez.
  7. Estas peleas tienen mucho de actuación, por eso algunos de los encuentros pecan de falsos al punto que pierden el interés de los fanáticos de la lucha libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *